dom

06

abr

2014

INFANTIL 2ª Fase. Grupo 1. (Jornadas 4 y 5)

Cara y cruz este fin de semana del equipo infantil.

Si en la jornada aplazada jugada el viernes se imponía al San Adrián y reforzaba su posición de líder de la segunda fase, el sábado en Ermua, ante Anaitasuna, las Zuazotarrak rindieron muy por debajo de su nivel habitual en las últimas jornadas y perdieron su condición de invictas en esta segunda fase del campeonato.

ZUAZO 17-11 SAN ADRIÁN

Partido aplazado de la jornada anterior, que se jugó en el Instituto San Adrián, en el que el Zuazo jugó como local, ya que por problemas derivados del aplazamiento, no se pudo disputar en Lasesarre.

Comenzamos un tanto frías en ataque, pero serias en defensa, neutralizando a sus jugadoras más ofensivas con relativa eficacia. En la faceta atacante las imprecisiones se imponían a los aciertos por lo que no conseguíamos distanciarnos en el marcador, llegando al descanso con un 6-5 que nos daba una ligera ventaja.

 

En la reanudación, dispusimos del saque y un par de buenas acciones nos permitieron despegarnos del rival. La intensidad defensiva zuazotarra era nuestra principal baza y, un tanto desorganizadas e imprecisas en ataque, pero poco a poco íbamos encontrando las redes de San Adrián. Tres recuperaciones consecutivas de balón en defensa nos proporcionaron acciones de ataque y la renta suficiente para afrontar el final del partido con tranquilidad, llegando al 17-11 final.

 

ANAITASUNA B 19-14 ZUAZO

Sábado en Ermua, donde no supimos reconocernos, y con una defensa de altibajos, donde por momentos sabíamos contener a las locales, pero que al mínimo despiste no perdonaban desde la línea continua. A pesar de las buenas intervenciones de nuestra portera.

En ataque los lanzamientos fuera y la portera local, que fue espectacular nos condenaron a ir a remolque durante todo el partido. Al descanso 8-6 y mucho por mejorar.

 

La reanudación supuso un acicate para las nuestras, que en un intercambio de acciones, y pérdidas locales se acercaban a uno (14-13). Pero ahí se acabó todo, nuestra defensa intensa se desvanecía a ratos, y en ataque, los lanzamientos errados y las intervenciones de la portera local desesperaban a las nuestras. Anaitasuna nos machacaba desde el pivote, con un parcial de 5 goles (19-13), sentenciando el partido. A partir de ahí un solitario gol de las nuestras hasta el 19-14 final.

 

 

Hay que seguir trabajando para recibir a La Salle y sumar dos puntos, el liderato está en nuestras manos y este tropiezo debe servir para mejorar y redondear esta buena segunda fase realizada por las chicas.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0