COMUNICADO DEL CLUB BALONMANO ZUAZO

Ante las reclamaciones de derechos deportivos de jugadoras efectuadas a éste Club por parte de KUKULLAGA BALONMANO queremos hacer constar nuestro estupor e indignación ante lo que consideramos una reclamación injusta y una usurpación de derechos de terceros clubes con la única intención de perjudicar a nuestra entidad y a personas que han apostado por nuestro proyecto.

El KUKULLAGA BALONMANO reclama para sí los derechos deportivos de nuestra jugadora MAIALEN AGIRREGOMEZKORTA, la cual recaló en nuestro equipo sénior tras un periplo en Kukullaga, a donde llegó desde su Club de origen, ERMUKO ERROTABARRI EKE, el cual RENUNCIÓ a cobrar sus derechos a cambio de la oportunidad que suponía para la jugadora incorporarse a la entidad de Etxebarri. Dicho acuerdo, realizado de forma verbal, vinculaba a la jugadora al club etxebarritarra sin coste alguno para ellos y comprometía a las partes a la renuncia a dichos derechos al término de la relación. Al recalar Maialen en nuestras filas, LA DIRECTIVA DEL KUKULLAGA SE DESDICE DE LO ACORDADO Y RECLAMA PARA KUKULLAGA LOS DERECHOS QUE EN SU DÍA CORRESPONDÍAN A ERROTABARRI Y ÉSTOS LES REGALARON. Ver para creer; al no existir constancia escrita del acuerdo y darse la posibilidad "técnica" de que Kukullaga se apropie de esos derechos, la instancia correspondiente de la RFEBM falla a favor de dicha reclamación, por lo que Kukullaga cobra "técnicamente" algo que “moralmente nadie decente haría”. Tal es la prepotencia de que hacen gala contra quien prefiere sumarse a otros proyectos deportivos diferentes del suyo, y especialmente si ese proyecto es el nuestro.

Errotabarri ha emitido el siguiente comunicado al respecto:



(COMUNICADO DE ERMUKO ERROTABARRI E.K.E.)

“Perder la honestidad, por la vía de la zorrería

Kukullaga secuestra y usurpa los derechos de formación de terceros

A continuacon vais a leer lo que errotabarri cree que es una injusticia sobre los derechos de formación de Maialen Agirregomezkorta Bouzo. Al final de la temporada 2011/12 el club Errotabarri Eskubaloia tuvo que afrontar una dura disyuntiva. Su equipo de juveniles concluyó ciclo y al no tener equipo de Senior femenino la formación se deshizo por circunstancias variadas y de la vida, -estudios, cansancio, mayoría de edad-, etc…. Sólo 7 jugadoras quisieron seguir con su afición deportiva. Número insuficiente para formar un equipo con garantías competitivas y hándicap para el club.

San Adrián se ofrece a acogerlas y pide a la directiva de Errotabarri la posibilidad de hablar y proponérselo a ellas, bajo su tutela. Los bilbaínos asumen  su procedencia y que son y serán jugadoras de Errotabarri. La directiva habla con las afectadas y éstas acceden a escuchar la propuesta de San Adrián. Les ofrecen integrarse manteniendo el bloque en un trato y un planteamiento exquisito en sus formas. La distancia física entre Ermua y Bilbao, así como alguna otra variable, hizo desechar la idea al grupo que agradeció el ofrecimiento.

Kukullaga mostró interés por dos jugadoras de Errotabarri una lateral y una portera. Esta última declinó la posibilidad por tener decidido incorporarse Sanlo de Elgoibar junto con otras 2 jugadoras más. La lateral aceptó ir al Kukullaga, que la próxima temporada -2012-2013- jugaría en ABF. La Directiva de Errotabarri dio el visto bueno a esas incorporaciones tras escuchar a las interesadas –con intención de ayudarles y no truncar sus posibilidades y su afición-. Los clubes Sanlo de Elgoibar como Kukullaga se comprometen verbalmente a renunciar a los derechos de formación de esas jugadoras ermuarras y aceptan también que las chicas puedan retornar a su club de origen u marcharse a otro, con total libertad sin, supuesto en el que el derecho sobre las deportistas quedase libre, sin pertenecer a nadie.

Al finalizar la temporada 2013/14, la lateral, Maialen, decide abandonar el club por motivos personales. No existía feeling entre jugadoras y entrenadora y se produce una desbandada en la formación. La lateral ermuarra retorna al club Errotabarri Eskubaloia de su localidad natal. Hasta aquí, dentro de los cauces apalabrados.

A finales de julio recibe una llamada de Club Balonmano Zuazo invitándola a integrarse en su equipo senior. Ella decide volver con las excompañeras y jugadoras que habían recalado de Kukullaga y juntas empiezan una nueva aventura con el Zuazo. Tras esa decisión empezó un ‘vía crucis’ para ambos y, por extensión, para su familia. El club balonmano Kukullaga sugiere a los padres que va a pedir derechos de formación sobre la jugadora. Éstos les recuerdan el compromiso existente sobre la renuncia a los derechos por su parte. Kukullaga insiste en pedirlos como ya lo intentaron por otra jugadora propia que hoy milita en Zuazo y pertenecía al Atlético de Basauri. Ellos fueron más pícaros, firmaron un papel atando o comprometiendo los derechos de la jugadora de Basauri. Ese fue nuestro error y pecado; nuestra inocencia, no firmar un papel. No porque no pudiéramos hacer uno; sino porque entre personas honestas la palabra dada ha tenido idéntico valor a lo escrito. Un acuerdo verbal es un acuerdo íntegro y a cumplir para la mayoría de las personas de bien, de principios y valores.

La Federación Española de Balonmano, ha admitido la petición de Kukullaga y en su resolución cuantifica los derechos de formación en un valor de 5040 €. Formación que recibió en Errotabarri de Ermua a lo largo de sus primeros años de deportista en los equipos de alevín, benjamín, infantil, cadete y juvenil. Cuando jugó con Kukullaga no sólo no sé formó, sino que sumó valor aplicando en la cancha lo que ya sabía hacer.

Errotabarri Eskubaloia no ve bien que un club que no ha formado a una jugadora monetarice y se lleve los derechos de ninguna jugadora. Es un abuso y un sinsentido de quien se cree más listo, más zorro o pícaro. Pero que valores morales rigen ese Club, cuál es la imagen y el mensaje que proyecta a su masa social y deportiva. Acaso el ‘fair play’ o juego limpio es sólo un slogan vacío a aplicar a la cancha y a los demás.

No es la primera vez que lo hacen y en su guerra secular y particular contra Zuazo, meten en el saco a una jugadora y a un club ajeno. Errotabarri facilito la incorporación de la jugadora a Kukullaga y no puso ninguna piedra en el camino, anteponiendo en el interés de la propia jugadora a cualquier cuestión mercantil y mezquina. Algunos/as parece ser que no lo ven así. Solo ven la posibilidad del beneficio económico y no el humano de las personas.

Es triste saber que esto puede acarrear una sanción si no se abona esa cantidad de dinero, saber que una deportista no pueda practicar su deporte favorito por cuatro a quienes se les llena la boca diciendo que el balonmano es un deporte de buena gente y que ellos/as cultivan la cantera. Kukullaga es un club que siempre ha querido estar por encima de todos los demás, que ha intentado coger jugadoras de todos los clubs de Bizkaia: de Errotabarri, de Urdaibai, etc. Hoy es el caso del Atlético Basauri quien lucha porque una portera suya cadete no se la lleve Kukullaga, un club de cantera como ellos se autodenominan.

Esta carta es una muestra del sentimiento de impotencia y desazón que tenemos todos los/as directivos/as de Errotabarri Eskubaloia. No sabemos si servirá para algo, pero valdrá para demostrar con datos y a las claras las artimañas de alguna gente que se hinchan de decir que lo hacen por las chicas y por el deporte base, pero finalmente no buscan más que su beneficio personal hasta el punto de vivir de ello.

Errotabarri Eskubaloia –Junta directiva, cuadros técnicos, jugadoras y familias- nos esforzamos por el bien de las deportistas. En la Junta nadie cobramos y a menudo gastamos de nuestro dinero, por afición, entrega y compromiso, pero felices y contentos porque las deportistas también lo están.

Esperamos que tras esta denuncia pública, se impongan el respeto mutuo y la cordura entre iguales y piensen una solución justa para todos.

Ermuko Errotabarri Eskubaloia Elkartea”

(FIN DEL COMUNICADO)

 

Pero la cosa no acaba ahí, en un sorprendente y aún más indignante giro de los acontecimientos, la RFEBM nos remite la reclamación de derechos deportivos por parte de KUKULLAGA BALONMANO de nuestra jugadora NEREA ELICEGUI, jugadora QUE RECALÓ en Zuazo tras un período de cesión en Kukullaga. Dicha jugadora PERTENECE A LA CANTERA DEL ATLÉTICO BASAURI que es el único perceptor de sus derechos de formación y lo seguirá siendo si la jugadora recala en un tercer club y así lo refrendó en un ACUERDO ANTE NOTARIO entre el propio club Basauritarra, el Kukullaga y la propia jugadora y su familia. Tras recalar en Zuazo, el club barakaldés es el que asume la cuantía económica según lo dispuesto en el acuerdo de cesión con el Atl. Basauri.


El estupor en las filas basauritarras al conocer la noticia es absoluto y así nos lo expresan y hacen llegar, transmitiéndonos su apoyo y su perplejidad por las reclamación de Kukullaga, además de que trabajarán para que el acuerdo de cesión firmado se cumpla íntegramente en los términos en los que se firmó.

 

Desde el Club Balonmano Zuazo queremos expresar nuestra repulsa a tales acciones que creemos sólo buscan perjudicar y desestabilizar a nuestro club, incluso a costa de terceros, llegando a comportamientos que sobrepasan los límites correctos de rivalidad entre Clubes. Los dirigentes, desconocemos si son todos, o algunos de ellos, de Kukullaga Balonmano, en su enfermiza obsesión por atacar a nuestra entidad con todo lo que tengan a su alcance y sin ningún miramiento ético ni moral, no dudan en meter dentro del saco de su manía persecutoria hacia Zuazo a cualquier jugadora que decida apostar por nuestro club en lugar del suyo, sin importarles el daño moral o incluso económico causado a la propia jugadora o a su familia.

 

Estamos hartos de éste acoso y derribo hacia el Club Balonmano Zuazo en el que todo les vale, desde comentarios en redes sociales haciendo todo tipo de insinuaciones hasta acusaciones en los estamentos federativos pidiendo al Comité de Competición de la RFEBM que no nos concediese la organización del Sector Juvenil del Cto. de España, al tiempo que a través de las redes sociales “nos deseaban suerte en el mismo”.

No vamos a callarnos más tiempo. Defenderemos nuestros intereses y los de los que apuestan por nosotros con los medios legales a nuestro alcance que consideremos oportunos.



En Barakaldo, a 18 de Abril de 2015

Club Balonmano Zuazo

Escribir comentario

Comentarios: 0